Preguntas Frecuentes

Tenemos la solución para usted.

Información sobre el Producto: Preguntas Frecuentes

  1. Los supositorios FeverAll® acetaminofén, que temporalmente reduce fiebre y dolor, en los tejidos del ano. Estos tejidos son altamente vascularizados (contienen vasos sanguíneos), y así el medicamento llega a la sangre listo para ser absorbido en todo el cuerpo.

    En resumen, los supositorios FeverAll® funcionan en el cuerpo para aliviar la fiebre y el dolor. FeverAll® es la respuesta para dar la dosis exacta de medicina a su niño cuando no toma o no puede tomar medicamentos por vía oral.

  2. FeverAll® contiene acetaminofén, uno de los ingredientes que no requiere receta médica, y más recomendados para el alivio temporal de fiebre y dolor, en una presentación de uso fácil. FeverAll® es la respuesta cuando su bebé o niño repentinamente se enferma (vómitos, malestar estomacal, malestar después de vacunación, dentición, etc.) y no puede retener lo que toma o come. FeverAll® es ideal si su niño tiene alguna condición que dificulta el deglutir o tragar. FeverAll® es el supositorio de acetaminofén número uno recomendado por pediatras.

  3. Hay momentos en que los bebés y niños no pueden, o no quieren, tomar medicamento oral. Debido a esto los profesionales de salud urgen a los padres mantener supositorios FeverAll® a la mano. Son fácil de aplicar y cada supositorio contiene la dosis precisa de acuerdo a la edad. Evita la problemática de dosis parcial debido a derrames o si el niño escupe el medicamento. La presentación en supositorio asegura que la dosis sea la correcta en cada aplicación y no es necesario medir dosis.

  4. El supositorio FeverAll® es pequeño. Tiene menos de 2 cm de longitud, por lo que es de fácil inserción.

  5. Simplemente se retira la envoltura, y delicadamente se inserta en el recto de su niño. Haga clic aquí para leer las indicaciones completas.

  6. Los supositorios FeverAll® están diseñados para que se derritan a temperatura corporal. El Acetaminofén entra a la sangre y alcanza su concentración máxima después de una hora de su administración.

  7. Debido a que hay recomendaciones para dosis máxima dentro de un periodo de 24 horas, consulte a su médico sobre la administración de un segundo supositorio si el primero es expulsado. Siga las indicaciones correctamente. Si la fiebre y/o síntomas no disminuyen o desaparecen, por favor consulte su médico o professional de la salud.

  8. No. FeverAll® NO contiene trigo, maíz, gluten, mariscos, huevo, nueces ni soya. Sin embargo, las instalaciones donde se produce y empaca este producto pueden procesar otros productos que contienen estos ingredientes. Si tiene preguntas adicionales sobre estos ingredientes, llame al 1-866-923-4914.

Recursos para los Padres: Preguntas Frecuentes sobre Fiebre en Bebés

  1. De acuerdo a la Academia Americana de Pediatría, se considera que el bebé o niño tiene fiebre si tiene temperatura de 100.4 grados Fahrenheit o más. Si está preocupado por la fiebre de su hijo, póngase en contacto con su proveedor de salud.

  2. Un termómetro rectal es la mejor manera de tomar temperatura corporal según la Academia Americana de Pediatría.

  3. Puede haber diferentes razones por las cuales es difícil dar una dosis exacta de acetaminofén por vía oral:

    • El niño no quiere medicamento oral.
    • El niño lo escupe.
    • El niño escupe (reflujo) o vomita.

    En estos casos, un supositorio de acetaminofén es lo ideal. Estará seguro de que su hijo recibe la dosis apropiada. Los supositorios de Acetaminofén FeverAll® son pequeños, fáciles de usar y están hechos sin colorantes artificiales, jarabe de maíz alto en fructosa ni parabenos. Los proveedores de salud recomiendan mantener ambas opciones disponibles. Si tiene dudas sobre la dosificación, contacte al médico de su hijo.

  4. Es bueno mantener ambas presentaciones de acetaminofén: en solución y en supositorios FeverAll®. También puede tener paletas heladas hechas de frutas o vegetales, así su niño comerá algo nutritivo. El agua de coco es una opción maravillosa para suplir los electrolitos de manera natural. Los jugos, agua, o cualquier alimento o líquido fresco le permitirán mantener a su bebé bien hidratado.

Cuidando de un Bebé con Fiebre: Preguntas Frecuentes

  1. Puede ser, pero depende si han estado haciendo actividad física o si se han acalorado (ropa gruesa, temperaturas altas). Algunos niños tienen piel sensible y se enrojecen fácilmente. Además, los niños con eczema pueden enrojecerse sin tener fiebre, así que use su intuición de padres. Si ve que su niño tiene las mejillas enrojecidas, tómele la temperatura.

  2. Vístalos con ropa ligera y cómoda. Evite sweaters y ropa pesada y gruesa (es un mito que el aire frío causa enfermedad; los virus durante la temporada de frío son los causantes de enfermedad).